Constelaciones familiares

Espiritu

Administrator
Miembro del equipo
17 Mar 2019
33
1
8
TERAPIAS ENERGÉTICAS Y DEL SILENCIO


En este artículo comparto una perspectiva que considero interesante.

En los últimos 20 años han cobrado relevancia las terapias y enfoques que evitan el dramatismo y la expresión descontrolada de sentimientos traumáticos o asociados a conflictos que se intentan resolver. Además de que evitan la palabrería y se limitan a usar ninguna o unas pocas frases cortas.

En este sentido podríamos mencionar, entre otras, PNL, EFT, EMDR y Constelaciones Familiares.


Dice la consteladora Briggite Champetier de Ribes, en su importante libro ‘Empezar a Constelar’: “Las terapias emocionales actuales han dejado de utilizar la catarsis como instrumento de liberación ante la evidencia de la retraumatización que provocaban estas técnicas. Y por otra parte, se sabe hoy que el pensamiento crea la emoción. La liberación emocional se consigue enunciando con voz neutra la creencia o pensamiento subyacente”.
Dan Booth Cohen, en su libro ‘Llevo tu corazón en mi corazón. Las Constelaciones Familiares y el sistema penitenciario’, menciona que: “en la práctica, Hellinger despojó paulatinamente a las representaciones teatralizadas de sus elementos cinéticos y verbales, surgiendo entonces los movimientos y los conceptos del proceso de las constelaciones familiares, perdiendo interés en lo narrativo, cognitivo o emocional, y que, en cambio, el proceso tuviese como meta la identificación y la liberación de impulsos y de las lealtades ocultas insertas en el inconsciente”.

En el año 2001, Bert Hellinger, creador de las Constelaciones Familiares, fue entrevistado en Barcelona por Joan Garriga, Mireia Darder y Ramón Resino. Ahí, Hellinger afirmaba que sentimiento primario es el sentimiento inmediato ante una situación: Y esos sentimientos me permiten hacerme cargo de una situación. Son cortos. Están al servicio de la acción. Y cuando llegan a su meta, se acaban. Por ejemplo, el amor entre un hombre y una mujer, el duelo profundo, la ira o la agresión. Cuando alguien suelta ese duelo, entonces es corto. Y la persona está otra vez libre.

Luego vienen los sentimientos secundarios, o sea todos los sentimientos intensos que son falsos y abrumadores. Esos sentimientos no tienen justificación. Esos sentimientos tienen la función de que alguien haga algo por ti que tú no tienes planes de hacer. Por ejemplo, los reclamos y la exigencia de ayuda. Cuando alguien entra en ese tipo de sentimiento, inmediatamente cierra los ojos. Por ejemplo, los clientes que llegan e inmediatamente cierran los ojos y se ponen a llorar. A mí no me impresionan. Yo sé que es un juego. Yo les digo: “por favor, mírame”, ¿de qué color son mis ojos? Y en el momento en que me miran el sentimiento cambia inmediatamente.

Cuando yo paro en seco un sentimiento de estos. Se pone inmediatamente agresivo conmigo. Y por eso uno no puede tener compasión con ellos. Y uno sabe que él es peligroso. Tiene uno que ir con cuidado.

Cuando uno sabe que alguien está atrapado en los sentimientos secundarios, uno debe protegerse e interrumpir porque esa persona se vuelve peligrosa.

Los sentimientos sutiles son los sentimientos del espíritu. La felicidad en un estado liviano. La alegría que es liviana. El amor que es liviano. Y no tiene emociones, yo los llamo “Meta Sentimientos”. Están ordenados por encima. Y son puramente energía activa. Por ejemplo, un cirujano es agresivo. Pero no es sus sentimientos. Él tiene que ser agresivo, porque si no puede operar a nadie. Pero lo está haciendo desde una esfera espiritual. Entonces tiene fuerza para hacer lo que le corresponde. Y al mismo tiempo lo está haciendo desde el amor. Todo eso queda a nivel del espíritu. Ahí, en el espíritu, los sentimientos son sutiles.

Y por ejemplo, en las constelaciones familiares, hacemos lo mismo. Cuando representamos partiendo de un movimiento del espíritu siento la diferencia, no hay una sensación interna mía. Es del espíritu. No hay compasión. Y cuando uno a alguien lo quiere engañar… Yo no entro uno en la misma reacción. Uno no entra en sentimientos secundarios. Uno si siente emociones, pero no siente emociones secundarias. Sino que siente las sensaciones primarias del cliente.

En otro momento, Hellinger menciona: “Me di cuenta de que el ‘perro de abajo’ (under dog) expresa sentimientos secundarios y que éstos impiden la solución. En Gestalt y Terapia Primal de Janov está la idea de que la expresión de sentimientos por sí misma ya es buena, pero igual es parte del problema y no de la solución”.

De mis apuntes en un Diplomado de Constelaciones Familiares (2007-2008) tengo esto:

-Sentimientos Primarios: Llevan a la acción, que dan fuerza. Persiguen un objetivo claro, son de relativa poca duración y naturales. Ejemplo: El dolor por la muerte de un ser querido, la tristeza y el miedo.

- Sentimientos Secundarios: Aquellos que impiden la acción, que debilitan. Duran más tiempo de lo normal y mientras más se expresan más empeoran; son dramáticos pero al mismo tiempo falsos. Ejemplo: La autocompasión (sufrimiento) por la separación de un ser querido, la depresión, el resentimiento y rencor.

-Sentimientos Adquiridos (Adoptados): Los hijos adquieren los sentimientos de otros miembros de la familia; todo sentimiento importante que haya sido reprimido será asumido en el futuro por otro miembro. Son sentimientos ajenos. Ejemplo: la tristeza que vivió la abuela materna al ser abandonada por su marido.

-Meta sentimientos: Son sentimientos sin emoción, pura fuerza concentrada. Ejemplo: el valor, la humildad (asentir la vida como es), el amor, a serenidad, el arrepentimiento, la sabiduría; todos ellos nos son dados como una gracia y no es posible alcanzarlos luchando contra el destino.

*Por otra parte, a principios de la década de 1980, Richard Bandler y John Grinder afirmaban: “La PNL es una terapia secreta (encubierta) que supone la posibilidad respetar la integridad del paciente como persona. No necesitamos el contenido. En último lugar preferimos incluso no conocer el contenido. Preferimos que el paciente vea las estructuras y los procesos y no se distraiga con los contenidos”. (cita de Alexa Mohl, “El Aprendiz de Brujo II”)

Es decir, la PNL ofrece la oportunidad de no chocar con los valores del paciente y de que si éste sintiera vergüenza del contenido no se sintiera expuesto, juzgado o vulnerable. A través de varias técnicas como la manipulación de Submodalidades visuales, auditivas y kinestésicas, la “magia” de la PNL actúa sobre la estructura y el proceso de la situación problema que trabaja el paciente, por lo que en este enfoque es importante alternar el estado asociado con el estado disociado.

*Al EMDR no le interesa que el paciente narre detalladamente un trauma. Basta que se concentre en el suceso traumático mientras es estimulado bilateralmente, preferentemente con los ojos abiertos.

Bessel A. Van Der Kolk, en su artículo “EMDR:
Más allá de la cura verbal”, menciona que: las terapias tradicionales pueden ayudar a desahogar, comprender y reconocer respuestas automáticas a recuerdos traumáticos pero no a abolirlas, el insight no es capaz de reconfigurar los sistemas de alarma del cerebro ni va a cambiar las sensaciones que forman la máquina que permanentemente activa los recuerdos traumáticos.

Lo importante en el tratamiento del transtorno por estrés postraumático es que se logre que las personas integren sus experiencias traumáticas sin hacerlas sentir traumatizadas otra vez. La estimulación bilateral del EMDR obviamente no afecta directamente la conciencia, pero actúa en los procesos subcorticales que tienen poco o nada que ver con la comprensión y el darse cuenta.

*El EFT (Emotional Freedom Technique, Técnica de Liberación Emocional) afirma que “la causa de toda emoción negativa es un transtorno del sistema energético del cuerpo”. En esta técnica no es indispensable hablar sobre el trauma o asunto ni forzar una catarsis. Ya que el tapping estimula puntos energéticos para reequilibrar el sistema energético de la persona y; por ende, se produzca una liberación emocional (discreta en su presentación pero muy transformadora), a través de suspiros, bostezos, lágrimas sin sollozos o con sollozos de baja intensidad, temblores, picor, coquillas, entre otros.

CONCLUSIONES

1.-¿Qué tienen en común las “terapias del silencio” señaladas?
Que en el paciente procuran que éste esté disociado y con los ojos abiertos, no necesariamente relajado pero sí con disposición o centrado, para que emerjan transformaciones ‘energéticas’ o sentimientos sutiles, que en la actualidad aún es difícil explicar científicamente. También, tienen en común que se basan en la integración de varios enfoques o técnicas anteriores y exitosas, lo cual potencia su efectividad.

2.-¿Significa esto que hay que arrojar a la basura las técnicas-enfoques viscerales y catárticos?
No. Hay que comprender que, a 70 años de la muerte de Freud, y a 42 años del fallecimiento de Fritz Perls, actualmente existen alternativas que han demostrado mayor rapidez, menor o nulo dramatismo emocional, e igual o mayor eficacia en los resultados favorables. Sin embargo, ambos tipos de enfoques señalados siguen y seguirán coexistiendo, además de que hay algunos expertos gestaltistas y otros pobres terapeutas energéticos, o viceversa. Yo opino que vale la pena experimentar ambos enfoques y, por qué no, usar alguno de los dos según se vea la necesidad, así lo he hecho yo.

3.-En las “terapias silenciosas”, varias veces será necesario introducir algunas frases cortas que el paciente expresará oralmente o subvocalizará (pensará). Esto se ve en Constelaciones Familiares, EFT, y EMDR. Así que, las “terapias silenciosas” no son estrictamente mudas, pero sí reducen grandemente el uso de palabras, usando las necesarias; por ejemplo, Bert Hellinger es muy estricto en cuanto a escuchar el motivo de consulta que le plantea un paciente, pide hechos y no interpretaciones ni historias o quejas.

4.-Más allá de las emociones, sentimientos, palabras, imágenes y cuerpo parecen existir energías dentro y/o a través de cada persona que contribuyen a la ‘sanación’ o transformación que resuelve conflictos, atores, traumas, problemas o situaciones complejas, sistémicas o no. Algunos les llaman meridianos de energía de acupuntura, campos morfogenéticos, capacidades espirituales del cerebro, energía chi, factores transpersonales, chamanismo, espiritismo, etcétera.

5.-Siempre está la posibilidad (las mismas técnicas se adaptan a ello) de aplicar variantes donde se combinen las “terapias silenciosas” con alguna terapia visceral, catártica, cognitiva, narrativa o de visualización guiada.

6.-Hay y habrá pacientes-clientes que si no les deja hablar lo que ellos pretenden entonces no exista la sintonía o rapport. En este caso, la decisión la tiene el terapeuta o constelador en cuanto a si atiende o no a dicho paciente-cliente.

9